Carta dirigida a Carlos Ruiz Massieu Representante Especial del Secretario General Misión de Verificación en Colombia NACIONES UNIDAS

Carta dirigida a Carlos Ruiz Massieu Representante Especial del Secretario General Misión de Verificación en Colombia NACIONES UNIDAS

Bogotá, 28 de abril de 2020

Nos dirigimos a usted para compartir nuestra preocupación y, a través suyo, alertar al Secretario General y a los miembros del Consejo de Seguridad sobre las embestidas en contra de la implementación del Acuerdo de Paz en Colombia en tiempos de coronavirus.

Como movimiento Defendamos la Paz, elevamos nuestra voz de protesta contra la instrumentalización de la pandemia para minar el Acuerdo de Paz. La crisis sanitaria no solo permite ocultar la inacción del Gobierno. Más importante aún, alimenta la campaña del partido de Gobierno en contra de la implementación de la paz. 

Defendamos la Paz se pronuncia en contra de designios para que las reformas del Acuerdo de Paz, que el Gobierno y el partido de Gobierno fracasaron en obtener por vía legislativa, se hagan realidad por la puerta de atrás, mientras la ciudadanía permanece concentrada en la pandemia.

Llamamos la atención de la Misión de Verificación, de la Secretaría General y del Consejo de Seguridad sobre los hechos listados a continuación.

  1. EL AUMENTO DE ASESINATOS DE EXCOMBATIENTES Y LÍDERES SOCIALES

Nos acercamos a la cifra de 200 excombatientes asesinados. La Misión de Verificación ha registrado 197 homicidios desde la firma del Acuerdo de Paz. A este número deben sumarse los 39 intentos de asesinato y las 13 desapariciones de exmiembros de las Farc-EP.

En cuanto a defensores y defensoras de derechos humanos, la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos verificó 108 homicidios en 2019 y registró 56 denuncias más a 24 de marzo de 2020.

El Gobierno permanece en silencio ante este atentado contra la paz, no se perciben iniciativas para detener el desangre y la pandemia le ha servido para camuflar su pasividad. La fuerza pública no reacciona, la Fiscalía General no avanza lo suficiente y los instrumentos proveídos por el Acuerdo de Paz, como la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad, no son convocados por el Gobierno.

Usted mismo lo señaló ante el Consejo de Seguridad: “No se deben escatimar esfuerzos para garantizar la protección y la seguridad de quienes enfrentan riesgos específicos debido a su papel en la promoción de los derechos humanos, en la implementación del Acuerdo de Paz y en la defensa de los intereses de sus comunidades, y de quienes dejaron las armas y siguen comprometidos con el proceso de paz.” 

Defendamos la Paz solicita, una vez más, la convocatoria inmediata de la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad, de la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación y de la comisión tripartita Fiscalía General-FARC-Misión de Verificación.

  1. LOS PLANES DEL GOBIERNO

En el último informe de gestión de la Consejería Presidencial para la Estabilización y la Consolidación, que comprende el periodo agosto 7, 2018 – marzo 31, 2020, el Gobierno reveló intenciones de evadir el cumplimiento del Acuerdo de Paz y la normatividad y jurisprudencia nacionales. Mencionamos:

  1. La expulsión de los miembros de la FARC del Congreso 

El Gobierno insistió en el retiro de los senadores y los representantes de la FARC mientras cumplen las condenas dictadas por la Jurisdicción Especial de Paz. Esta propuesta fue objeto de un proyecto de acto legislativo derrotado en el Congreso, un proceso luego estudiado por la Corte Constitucional. A criterio de Defendamos la Paz, este punto quedó saldado tanto en la rama legislativa como en la judicial y no proceden modificaciones.

  1. La pérdida de beneficios de la justicia transicional

El Gobierno advirtió que buscará la pérdida de los beneficios de la justicia transicional para los excombatientes de las FARC-EP que no hayan entregado los bienes declarados al 31 de julio próximo. Los excombatientes de las FARC-EP comunicaron que entregaron el inventario y, una vez desarmados, perdieron la capacidad de custodia de algunos los bienes en zonas de conflicto y varios de ellos han sido ocupados por terceros. Defendamos la Paz estima que esta obligación del Acuerdo de Paz debe satisfacerse cuanto antes en el marco del diálogo y la buena fe y advierte sobre el peligro de una utilización politizada para dar rienda suelta de facto a las reformas no obtenidas en el Congreso.

  1. Las aspersiones con glifosato

El Gobierno continúa la planeación para asperjar con glifosato. Desde el partido de Gobierno y sectores aliados, se han reforzado los llamados para el inicio de las fumigaciones durante la cuarentena. La Corte Constitucional ha condicionado la aspersión al cumplimiento de una lista de requerimientos relacionados con el Acuerdo de Paz. Varios de ellos no pueden acatarse en periodo de distanciamiento social. Defendamos la Paz reitera su rechazo a la fumigación con glifosato, cuanto más en época de aislamiento cuando las familias dependen de los cultivos de pancoger. 

  1. LAS EXCARCELACIONES DURANTE LA PANDEMIA

El decreto 546 de 2020, que autoriza la detención domiciliaria durante la pandemia, deja por fuera a miembros de la fuerza pública y de las FARC-EP. Defendamos la Paz manifiesta que la exclusión, no solo carece del más mínimo sentido humanitario, sino también constituye una violación del Acuerdo, que establece la libertad condicionada para quienes acepten la jurisdicción de la Justicia Especial para la Paz.

  1. LAS DEMANDAS DE DESFINANCIAMIENTO DEL DINERO PARA LA PAZ

La pandemia sirve de excusa para exigir la reducción de los dineros de la paz. El partido de Gobierno propuso que parte de los fondos de la implementación de los acuerdos de La Habana, se priorice en atención del Covid 19 para salud, para mercados y para salvar a las pequeñas y medianas empresas. En Defendamos la Paz, creemos que no se puede garantizar la salud de los y las colombianas en medio de la guerra y, por eso, la apuesta por la paz forma parte de la respuesta sanitaria.  Exhortamos, más bien, a acelerar la puesta en marcha de los proyectos de salud de los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial. 

Señor Ruiz Massieu, usted, el Secretario General y el Consejo de Seguridad deben saber que el país no ha escapado a los discursos autoritarios que atentan contra la separación de poderes. Por ejemplo, un vocero del partido de Gobierno pidió el cierre del Congreso durante la pandemia. El jefe natural de esta fuerza política, el expresidente Álvaro Uribe Vélez, reclamó su reducción, ad portas del fallo del Consejo de Estado que podría convertir en realidad las 16 curules para la paz contempladas en el Acuerdo de Paz. El Gobierno no ha rechazado estas propuestas.

Acertó el Secretario General cuando hizo un llamado al cese al fuego global. En Defendamos la Paz, creemos, como él, que a más pandemia, más paz. 

Señor Ruiz Massieu, no hay duda; en Colombia, una pandemia se está utilizando para esquivar los compromisos de paz; la enfermedad del coronavirus no puede prestarse para fortalecer la enfermedad de la guerra. Le pedimos a usted, al Secretario General Guterres y a los miembros del Consejo de Seguridad que nos ayuden a evitarlo.

Cordial saludo.

Ver carta completa

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *